Vida salvaje. El toro

Perteneciente a la familia de los bóvidos, el toro, (vaca en el caso de las hembras), es una especie originaria de Europa y el norte de Asia. Se empezó a criar hace aproximadamente unos 10 000 años en el Oriente Medio principalmente para la producción de carne y leche, además de incorporarlos al trabajo ganadero.

Su peso promedio es de 750 y 1000 kg, aunque pueden desarrollarse más. Son capaces de distinguir los cuatro sabores primarios: dulce, salado, amargo y ácido, Tienen un campo visual muy amplio, al igual que su sentido del olfato, que se encuentra muy desarrollado, lo cual les permite distinguirse entre sí y a su vez, distinguir el estado de ánimo de los demás miembros de la manada. Llegan a vivir entre 20 o 30 años, sin embargo, por la intervención del hombre y debido al uso alimenticio que se le ha dado, su periodo de vida es corto.

Su alimentación es principalmente pasto, seguida de hierbas, tallos, hojas, semillas y raíces de numerosas plantas. Existen más de 100 especies de toros, entre las que destacan el Toro Watusi o Ankola, el cual es oriundo de África. Lo más atractivo de estas especies son sus cuernos, lo que lo diferencia de otras especies de toros.

Entre la diversidad de toros se encuentra el Holstein, esta raza es característica de Alemania, Holanda y los Países Bajos, llegando a pesar hasta 1000 kg, existe una variación genética de este tipo de animales, ya que algunos llegan a ser rojizos, en un principio se creyó que podía ser causa de alguna enfermedad, es por ello que, si una cría nacía de color rojizo, eran sacrificadas, con el tiempo descubrieron que era parte de un gen recesivo que no alteraba para nada la calidad de vida del animal. Este tipo de toros son  los que más se utilizan para crianza.

Otro tipo de toro es el Charoláis o Charolesa, originario de Francia, de color blanco, sus cuernos son pequeños, en comparación a otro tipo de toros, su peso oscila entre los 1000 y 1400 kg. Se le considera una de las mejores razas,

También tenemos al toro escocés, como el nombre lo indica, son originarios de Escocias, pero actualmente existen ejemplares en: Holanda, Escandinavia, Argentina, Alaska o España, lo característico de esta raza es su pelaje que le ayuda a sobrevivir en climas duros, y su fleco que cubren parcialmente su vista, suelen ser de color rojizo, pero también se pueden apreciar ejemplares de color negro. Son conocidos como “vacas de las tierras altas”, su pelaje los ayuda a resistir climas duros.

El toro cebú también pertenece a la familia de los bóvidos, originario de Asia, su principal característica es su joroba, a diferencia de otras especies, tiene la joroba más pronunciada, además de tener cuernos relativamente cortos, también llegan a tener un peso que oscila entre 1000 y 1400 kg.

El toro ha jugado un papel importante en el desarrollo cultural y artístico de la humanidad, pero es en el hinduismo en donde se le toma como símbolo principal ya que consideran que es la reencarnación de todos sus dioses.

Y por último, quisimos añadir a un pariente del toro, también perteneciente a la familia de los bóvidos, se trata del Carnero de Berbería, habitante del Sáhara y el Magreb, llegando a pesar hasta 145 kg, sin embargo, a diferencia del toro, el Carnero de Berbería no suele estar en grandes manadas, prefiere los pequeños grupos o andar en solitario. Lo que más destaca de esta especie, son sus cuernos curvos, que al igual que el toro sirven de defensa.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *