Vida salvaje. Nutria

De noche, junto a un estanque lleno de peces, una nutria asoma sus bigotes, mira a su alrededor y se dispone a cazar. Con sus garras afiladas toma a su presa, peces llamados carpas, y sale del agua para devorarlo, al terminar su cena, vuelva a la maleza de donde salió y continúa su aventura por alimento.

La nutria es un mamífero que pasa poco más de cinco horas comiendo y cazando. Hay nutrias marinas que pasan toda su vida en el agua, éstas comen peces, ranas y otros animales acuáticos. Son los únicos mamíferos que cazan con sus patas delanteras y, que además, hacen uso de herramientas, por ejemplo, toman una piedra del fondo del mar, nadan boca arriba a toda velocidad, la colocan sobre su pecho y golpean los mejillones hasta partirlos.

Otra de sus características es que pueden pasar hasta ocho minutos bajo el agua. Su pelaje los protege de los fríos y del agua congelada, ya que son el mamífero con mayor densidad de pelo, lo que compensa su falta de grasa corporal. Esta es una de las causas del porqué mantienen su pelaje en constante limpieza. Mientras no comen o duermen se acicalan.

Se pueden encontrar en México, Colombia, Brasil, Ecuador, Guyana, Venezuela, Paraguay, Uruguay y Perú. Están consideradas en riesgo de estar en peligro de extinción y aunque una de sus especies sí lo está, se considera que se les podrá ver en el futuro.

Ellas viven en lugares muy diferentes, lo que hace que sea fácil observarlas, pero, se deben realizar más estudios acerca de sus habilidades de adaptación, de sobrevivencia, amenazas de los seres humanos y otros animales y su comunicación, pues sólo se sabe que son seres sociales y juguetones.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *