lechuza

La lechuza de campanario

La lechuza de campanario (Tyto alba) es una hermosa ave que llega a medir entre 35 y 40 centímetros de alto y puede pesar más de 500 gramos. Su pico es pequeño y de color marfil, su pecho es color crema con puntos oscuros. Su dorso y alas presentan coloraciones grisáceas y marrón sin un patrón definido. No existe una diferencia evidente que nos permita identificar a simple vista si es una hembra o un macho, sin embargo las hembras adultas son más grandes y pesadas.

 

Es un ave rapaz de hábitos nocturnos y como todas la rapaces, la lechuza está diseñada para cazar. Su actividad comienza al anochecer, es por eso que han desarrollado algunas adaptaciones que les permiten capturar a sus presas en la oscuridad. Tienen un disco facial en forma de corazón que les ayuda a captar el menor sonido de su entorno y así pueden ubicar pequeños roedores, reptiles incluso aves entre la hierba. Sus ojos negros y redondos se encuentran al frente dándoles una visión binocular, ellas no pueden moverlos como nosotros lo hacemos, sin embargo pueden girar su cabeza hasta 270°. Las plumas de sus alas tienen una adaptación especial que evita que el viento pase entre ellas, es por eso que cuando vuelan no producen ningún sonido y pueden sorprender a sus presas. Normalmente se posan en las ramas de los árboles, hacen vuelos cortos y con sus poderosas garras atrapan su alimento que tragan entero. Ellas se comunican por medio de vocalizaciones, cuentan con amplio repertorio de sonidos que utilizan durante el cortejo o para avisar de algún peligro.

_MG_6978

Durante la época de reproducción usan los huecos de los árboles para hacer sus nidos, aunque ellas prefieren anidar en los graneros o establos, esto se debe a la disponibilidad de alimento que hay en estos sitios. Una hembra puede poner de 3 a 6 huevos que incubará durante 34 días. La esperanza de vida en su hábitat natural es de 7 años en promedio y puede elevarse hasta 17 años en cautiverio.

Es un ave bastante común que se distribuye en todos los continentes. En México habita en los pastizales, bosques, zonas pantanosas, cerca de los campos de cultivo y en zonas urbanas.

DSC_0029

Su silencioso vuelo nocturno y sus extraños sonidos les han dado una mala reputación. Existen muchos mitos a su alrededor, algunas personas las llaman brujas o son conocidas como aves de mal agüero que presagian muerte. La falta de conocimiento ha provocado la pérdida de muchas especies, cada animal tiene una función en el ecosistema, incluso pueden brindar servicios al hombre, en el caso de las lechuza ellas nos ayudan a controlar las plagas de ratones. Es importante respetar y valorar cualquier forma de vida. Te invitamos a conocer de cerca a las lechuzas y a aprender más sobre ellas en el buhario que tenemos en Rancho Mágico.

 

Escrito por: Bióloga Erika Velázquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *