Nemo

El mar llevado al cine, un vistazo a la vida real.

Seguramente has escuchado la canción que dice: “En el mar la vida es más sabrosa”; sin duda es muy cierto, con su color azul como el cielo y los millones y millones de peces que viven ahí, seguro la vida es mucho mejor.

Sobre él y las diferentes especies que viven ahí se han hecho infinidad de historias que probablemente has visto; te aseguro que muchas de ellas han llamado la atención de por lo menos uno de tus  familiares. Terribles relatos han marcado el territorio de los mares, tal es el caso de “Tiburón”, un pez muy grande y salvaje que ataca en las playas y devora a los turistas.

Otra de las películas que igualmente  llamó mucho la atención, sobre todo en los niños, fue “Libertad a Willy”, cuya historia es sobre una Orca que vivía en un pequeño parque acuático en el pacífico norte, lejos de su habitad natural y separada de su familia.

Todas estas historias han provocado en nosotros emociones que nos llevan a reaccionar de forma distinta cuando vamos a la playa y estamos frente al mar, a muchos nos da miedo estar ahí, porque pensamos que un tiburón llegará y nos morderá; muchos otros por el contrario, disfrutamos de lo cálido de las olas y nos sentimos muy tranquilos.

Sin duda, el cine es uno de los medios más importantes para la difusión de ideas, a través de él vemos historias increíbles y fantásticas que hacen que la imaginación del espectador vuele sobre mundos que parecieran reales.

“Buscando a Nemo” es el mejor ejemplo: en ella se recrean historias que giran en torno a las distintas especies que habitan en el mar, sus personajes se enfrentan a diferentes situaciones que a lo largo de la película tienen que resolver.

El protagonista en esta ocasión, es un pez muy peculiar, el  pez payaso. Todo comienza cuando Nemo y su papá van camino a la escuela, al parecer  hasta este momento todo va muy bien. De pronto, un dentista atrapa a Nemo, siendo este el regalo perfecto para Darla su sobrina malvada.

A partir de este momento, los personajes comenzarán una extraordinaria travesía en la que se encuentran distintos obstáculos que harán de la búsqueda de Nemo una aventura divertida por el mar. Así a lo largo de la historia habrá nuevos personajes que contarán cómo es vivir en el maravilloso mundo de las profundidades.

Las historias son tan reales que todos los personajes tienen un nombre, van a la escuela e inclusive van a un centro de rehabilitación por comer a otros peces.

Como todas las películas “Buscando a Nemo” tiene algunas curiosidades  que quizá desconozcas, estos son algunos datos interesantes.

El productor cuando pensó en la idea de hacer una cinta sobre el mar y los peces que viven ahí, tuvo que imaginar cómo sería la vida en un  lugar azul que pareciera no tener fin (el mar) , por lo que, lo primero que hizo fue tomar un curso sobre el mar y sus habitantes; en específico tuvo que conocer todo sobre el pez payaso. Gracias a ello, los espacios y animales  que aparece en la película son muy reales; también, nos da datos interesantes, por ejemplo: cuántos años vive una tortuga o por qué los pulpos cuando se asustan despiden su tinta.

Otro dato muy curioso es que el tiburón llamado Bruce, que es vegetariano y asiste a una reunión para dejar de comer peces, fue inspirado en el modelo que utilizaron para hacer la película “Tiburón”.  Finalmente, se dio a conocer que tomó mucho tiempo la filmación de la película.

Como ves, armar una película que refleje la realidad muy bien, lleva tiempo, pues todos los involucrados tienen que prepararse y conocer el tema para hacer de la historia un mundo real.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *