El ave que asombró a Darwin

En septiembre de 1835 Charles Darwin arribó a las Islas Galápagos como parte de la tripulación del HMS Beagle comandada por el capitán Robert Fitzroy. La primera isla a la que llegó fue la Chetham y de inmediato comenzó a tomar nota de la enorme diversidad de animales y plantas que se encontraban allí.

Sin duda, una de las creaturas que más llamó su atención debido a sus particularidades físicas, fue el alcatraz de patas azules, también conocido como ave piquero o bobo, ya que como su nombre lo indica sus extremidades son de color turquesa.

Estas aves pertenecen a la familia de los Sulidae, las cuales se componen de tres especies: el de patas azules, el piquero nazca y el de patas rojas. De los tres el alcatraz es el más pequeño pero tiene la cola más larga.

¿Dónde vive?

El alcatraz de patas azules habita en el Pacifico Americano, es decir, entre las costas de Perú y el Golfo de California, además de las Islas Galápagos.

galapagos_2

¿De qué se alimenta?

Los patas azules son una especie bioindicadora, esto quiere decir que son reflejo de las condiciones oceánicas como de la productividad marina, ya que puede modificar su dieta de acuerdo a lo que se encuentre disponible. La mayor parte del año se alimenta de sardinas, macarelas y peces voladores.

El color de sus patas se debe a la acumulación de carotenoides, los cuales son pigmentos que se encuentran en algunos organismos que utilizan como alimento, como algas, hongos y bacterias. Asimismo esta característica la utiliza como una estrategia para la reproducción, ya que las hembras prefieren a los machos que tienen las patas de color azul más brillante.

Piquero-4

Las crías

El bobo de patas azules puede poner de 1 a 3 huevos, los cuales incuba durante 41 días. Cuando nacen los polluelos, no tienen las patas azules, esta característica la obtienen cuando  se convierten en adultos. Asimismo las crías tardan unos 102 días en poder volar y durante este tiempo los padres siguen alimentándolos.

¡A bailar!

Las hembras se reconocen de los machos porque son ligeramente más grandes que éstos, llegan a medir un promedio de 81 cm de largo y a pesar alrededor de 1.5 kg, además tienen las pupilas amarillas. Asimismo los piquero macho se distinguen por su danza de apareamiento, ya que para atraer la atención de la hembra comienzan a bailar al más puro estilo de tap.

dancing-blue-footed-boobies-pictures

 

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *